Aunque la mona se vista de seda…

Érase una vez un reino muy pequeño llamado Oropelia, era tan pequeño que no tenía sitio ni para el teatro. Allí reinaba Badulio, un rey al que no le preocupaba su reino, ni sus gentes, tan sólo ser el mejor vestido, el más elegante….
 
El pasado lunes día 25 los alumnos de 4º de primaria pudieron disfrutar de este clásico cuento de Perrault trasladado a una ópera cómica donde cantantes, actores y bailarinas cuentan la historia de este rey que al final encuentra su escarmiento.
 
AUNQUE LA MONA SE VISTA DE SEDA… MONA ES Y MONA SE QUEDA.
foto.jpg