¡Con las manos en la masa!

En un paraje de ensueño, lejos de los ruidos y humos de la gran ciudad, se encuentra  ”Areitz Soroa”, en Galdames. Rodeados de verdes montañas y con el único sonido del cantar de los pájaros, nos abrió sus puertas un precioso caserío donde los fogones y menaje de cocina brillan por su ausencia.
 
Simplemente dos largas mesas de madera hechas a mano y los ingredientes necesarios para elaborar un delicioso pan al más puro estilo artesanal: harina, sal, levadura y un poco de agua.
 
Sin gorro ni delantal nuestros alumnos de 1º de Primaria se pudieron sentir por unas horas como los mejores concursantes de “Master Chef Junior”. La expresión de sus caritas denotaban el gozo y alegría de unos inexpertos pero ilusionados alumnos sintiendo el placer de experimentar la sensación de trabajar con las manos en la masa. Tras meter el pan en un enorme horno de piedra, recobraron fuerzas con un delicioso picnic.
 
Por la tarde, fuera del caserío, se convirtieron en pequeños “summillers” de zumo de manzana elaborado por ellos mismos en un instrumento artesanal, la doleta.
 
Como colofón final, qué mejor manera de terminar tan inquietante día fuera de las aulas que visitando a los animales del caserío. ¡No se puede pedir más!
Areitz Soroa.jpg