Euskal Herriko azken lamia

Hace muchos muchos años las personas se comunicaban mediante el sonido de las albocas ya que la distancia entre los caseríos era enorme aquí en Euskal Herria.

El verde predominaba las extensiones de tierra y el sonido de los ríos, que por valles y llanuras fluían, llenaban el silencio de los misteriosos bosques.

Sus aguas cristalinas acariciaban la naturaleza y servía de vivienda para inmensidad de especies. Entre ellos, se  encontraba “Erreka Mari”, la última lamia que habitó en nuestros ríos. Ella, conocedora de la importancia de mantener nuestros ríos limpios y libres de contaminación ha tenido el detalle de acercarse hasta Loiu para contar a nuestros alumnos de 1º ciclo de primaria su historia.

El martes 16 de mayo, la pudimos conocer, y a través de su relato aprendimos a amar más la naturaleza, aún si cabe, o al menos si en algún momento de nuestra vida nos vemos tentados a tirar algo a nuestros ríos, quizás no lo hagamos, recordando a aquella lamia que un día nos contó su historia.

Erreka Mari….la última lamia que habitó en nuestros ríos.

Erreka Mari.jpg