Los ingenieros del futuro

En 2º curso de Bachillerato, en la asignatura de Tecnología Industrial II, se nos propuso aplicar a la vida cotidiana lo aprendido en clase, e ir más allá de un par de fórmulas de libro.
 
Hemos estado estudiando los límites y la resistencia que tiene nuestro querido Puente de Bizkaia. Después de varios días de trabajo en clase, hicimos la esperada visita al conocido como Puente Colgante, en Getxo. Y así fue, los alumnos de 2º de Bachillerato tuvimos la oportunidad de ver este icónico puente a través de los ojos del ingeniero responsable del mantenimiento del monumento, Javier Goitia, privilegio del cual no todo el mundo puede presumir. El simpático Goitia, con sus explicaciones técnicas siempre acompañadas de muletillas cómicas, hizo que la que esperábamos que fuese una visita escolar al uso, fuera no sólo una oportunidad de aprendizaje sino una amena mañana.
 
El temporal de lluvia, para el que algunas no fuimos muy bien equipadas, pues se acentuaba en lo alto de la pasarela, no nos impidió observar de cerca la estructura y recoger la información necesaria que necesitábamos para el proyecto. Las palabras del experimentado ingeniero fueron más allá de meras aclaraciones sobre el transbordador, sino que incluso nos aconsejó sobre nuestra futura vida laboral y más inminentes estudios universitarios.
 
La jornada se cerró con algún que otro momento anecdótico que no podremos olvidar.