¡Preparados, listos…empezados!

Cuando el curso llega a junio nuestro único objetivo es olvidarnos de la rutina escolar, disfrutar y descansar. Hablar de septiembre no es algo que resulte tentador cuando nos sentimos tan cansados por el trabajo y esfuerzo realizados. Pero todo termina, lo bueno y lo malo, y cuando son las vacaciones las que se agotan nos toca pensar en la siguiente andadura.
 
Septiembre ha llegado y con él el final del descanso. No sabríamos decir muy bien qué es lo que sentimos, tenemos sentimientos encontrados. Por una parte, pena porque se acaban las jornadas de no estar sujetos a un horario que a veces no nos da tregua, pero por otro lado nos invade una emoción contenida. Llega un nuevo curso. Estrenamos mochilas, libros, ropa… nos rodea ese olor característico a material nuevo.
 
Pero hay algo que nos ilusiona de una forma muy especial “volver a ver a nuestros compañeros”. Con algunos hemos coincidido en verano pero a otros dejamos de verlos en junio y ahora es el momento de volver a reencontrarnos. Tendremos muchas cosas que contar y eso nos llevará un tiempo. Transcurridos los primeros días nos pondremos en forma y a partir de ahí nos centraremos en lo que realmente es importante en la vuelta al cole ” la gran aventura de aprender”.
 
Entre todos, padres, profesores y alumnos conseguiremos que esta gran aventura llegue a buen puerto y después de otro esfuerzo consigamos llegar a junio con el objetivo cumplido. Mucho ánimo para todos los que estamos inmersos en esta emocionante aventura. Merece la pena volver porque la meta es realmente tentadora.