El miércoles día 4 de febrero, víspera de Santa Águeda, como manda la tradición, y a pesar de que las condiciones atmosféricas fueron adversas, los niños y niñas del colegio Urdaneta vinieron vestidos de arrantzales y con sus makilas dispuestos a cantar y a participar un año más en esta tradicional costumbre.

 

A la hora señalada el patio se llenó de color azul y se escuchó el sonido de las makilas junto con el canto alegre e ilusionado de los niños terminando con un potente ”eup”.

 

Al final de la jornada regresamos a nuestras clases con la alegría de haber compartido todos juntos  de este momento tan especial y…pensando ¡hasta el próximo año!

Agate Deuna.jpg

Noticias relacionadas